close

Prueba de 14 días para empresas

¿Es un usuario particular? Crear una Cuenta

Introduzca su nombre
Introduzca sus apellidos
Introduzca un correo electrónico válido.
Introduzca el número de empleados.
Introduzca un número de teléfono válido.
Introduzca el código postal.
Introduzca el nombre de la empresa.

Su cuenta de Keeper y sus datos almacenados permanecerán en el centro de datos de la UE (Dublín).

De qué modo complementa Keeper el SSO

Motivos por los que a los administradores y a los expertos en seguridad de sistemas informáticos les encanta usar Keeper...

La protección de ciberseguridad definitiva

La arquitectura de conocimiento cero significa que no hay nada que se pueda piratear.

Implementación rápida.

Sin costes iniciales en materia de equipos o instalación. Integración sencilla con AD y SSO.

Adopción generalizada de empleados

Gracias a la intuitiva interfaz de usuario, a la generación automatizada de contraseñas y al rellenado automático, la transición resulta muy sencilla.

Reduzca las solicitudes de asistencia relacionadas con las contraseñas

Se acabaron las contraseñas olvidadas o perdidas.

De qué modo complementa Keeper el SSO

El problema

Los empleados usan contraseñas poco seguros y, a pesar de ello, siguen olvidándolas. Gartner descubrió que hasta el 50 % de las llamadas a los servicios de asistencia técnica son para restablecer contraseñas y en otro estudio se mostró que cada llamada tiene un coste de 31 $. El inicio de sesión único (SSO) se creó para resolver este problema, pero muchas aplicaciones heredadas (e incluso muchas más recientes) no son compatibles con los protocolos SAML. Muchas cuentas de acceso con privilegios no usan contraseñas, por lo que el almacenamiento de claves de cifrado, certificados digitales y claves de acceso son casos de uso que SSO no abarca.

Por qué es vital

Las aplicaciones y los casos de uso que no son compatibles con los protocolos SAML no quedan cubiertos por una implantación de SSO. Los usuarios de acceso con privilegios, como por ejemplo los administradores de sistemas informáticos y los profesionales de seguridad, necesitan una ubicación segura en la que almacenar y buscar todas sus contraseñas (no SSO), certificados digitales, claves SSH, claves de acceso, claves de API y mucho más. Estos otros activos de seguridad necesitan el mismo acceso basado en roles, el mismo control detallado de políticas y la misma capacidad de compartir y revocar que los activos de SSO.

De qué modo lo resuelve Keeper

Keeper funciona con cualquier aplicación o caso de uso en el que se use una contraseña. A cada empleado se le proporciona un almacén digital seguro basado en la nube en el que se almacenan las contraseñas y cualquier otra información crítica, como por ejemplo claves de cifrado y certificados digitales. Keeper generará contraseñas seguras y aleatorias y las rellenará automáticamente para los usuarios. De este modo ahorran tiempo, se evitan frustraciones y se elimina la necesidad de reutilizar y recordar contraseñas. Esto significa que muchas PYMES pueden satisfacer todas sus necesidades de IAM de una forma muy rentable solamente con Keeper. Para organizaciones de mayor tamaño que necesiten SSO, Keeper es el complemento perfecto para las aplicaciones heredadas y otros casos de uso que SSO no puede abarcar. Keeper SSO Connect es compatible con plataformas de IdP SSO de uso habitual como, por ejemplo, Okta, AWS, OneLogin, Ping Identity, F5 BIG-IP APM, GSuite, JumpCloud y Microsoft ADFS/Azure AD para ofrecer a las empresas la máxima flexibilidad en materia de autenticación.

Ventajas

Seguro

Keeper es una solución de gestión de contraseñas de conocimiento cero. Esto significa que toda la información que se almacena en Keeper solo es accesible por parte del usuario final. Todas las operaciones de cifrado y descifrado se realizan sobre la marcha en el dispositivo del cliente, y los datos se cifran tanto en tránsito (TLS) como en reposo en la infraestructura de Keeper (AES-256). La versión en texto sin formato de los datos nunca está disponible para los empleados de Keeper Security ni para terceros. Keeper está obsesionado con la protección de los datos de los clientes, pero en el caso poco probable de que Keeper fuera pirateado, los atacantes solo podrían acceder al texto cifrado sin valor alguno.

Mejorar la concienciación y funcionamiento de las contraseñas

La mayoría de las empresas tienen una visibilidad limitada sobre las prácticas relacionadas con contraseñas de sus empleados, lo cual aumenta de forma significativa el riesgo cibernético. La salud de las contraseñas no puede mejorarse sin información crítica sobre el uso y el cumplimiento de las contraseñas. Keeper resuelve este problema al ofrecer informes, auditoría, analíticas y notificaciones detalladas sobre contraseñas.

Comparta sus contraseñas de forma segura

Cada usuario dispone de un par de claves RSA de 2048 bits que se usa para compartir registros de contraseñas y mensajes entre usuarios. La información compartida se cifra con la clave pública del destinatario. La metodología de uso compartido de registros de Keeper es fácil de usar, segura e intuitiva.

Seguridad ágil

Keeper es intuitivo y fácil de implantar, independientemente del tamaño de su empresa. Keeper se integra con los servidores Active Directory y LDAP, lo que agiliza el aprovisionamiento y los procesos de alta de usuarios. Puede usar Keeper SSO Connect para la integración en su solución de SSO existente.

Keeper se adapta a su empresa

Keeper se ha diseñado para adaptarse a empresas de todos los tamaños. Funciones como los permisos basados ​​en roles, el uso compartido de equipos, auditorías departamentales y administración delegada respaldan su organización a medida que crece. Keeper Commander™ proporciona API sólidas para permitir la integración en sistemas actuales y futuros.

Proteja su negocio con Keeper

Para obtener más información sobre de qué modo Keeper Enterprise puede proteger su empresa con una gestión de contraseñas con privilegios de primer nivel, póngase en contacto con nuestro equipo de ventas para recibir una demostración o una versión de prueba gratuita.