close

Prueba de 14 días para empresas

¿Es un usuario particular? Crear una Cuenta

Introduzca su nombre
Introduzca sus apellidos
Introduzca un correo electrónico válido.
Introduzca el número de empleados.
Introduzca un número de teléfono válido.
Introduzca el código postal.
Introduzca el nombre de la empresa.

Su cuenta de Keeper y sus datos almacenados permanecerán en el centro de datos de la UE (Dublín).

Motivos por los que almacenar contraseñas en Excel o en notas adhesivas es una mala idea.

Motivos por los que a los administradores y a los expertos en seguridad de sistemas informáticos les encanta usar Keeper...

La protección de ciberseguridad definitiva

La arquitectura de conocimiento cero significa que no hay nada que se pueda piratear.

Implementación rápida.

Sin costes iniciales en materia de equipos o instalación. Integración sencilla con AD y SSO.

Adopción generalizada de empleados

Gracias a la intuitiva interfaz de usuario, a la generación automatizada de contraseñas y al rellenado automático, la transición resulta muy sencilla.

Reduzca las solicitudes de asistencia relacionadas con las contraseñas

Se acabaron las contraseñas olvidadas o perdidas.

Motivos por los que almacenar contraseñas en Excel o en notas adhesivas es una mala idea.

El problema

Uno de los métodos más habituales, pero también uno de los peores, de llevar un registro de las contraseñas es anotándolas en una hoja de cálculo de Excel. El resultado es una seguridad de las contraseñas muy deficiente. Las notas adhesivas son aún peores.

Por qué es vital

La mayoría de los ataques son de origen interno. Los problemas con las notas adhesivas son obvios. A menudo, los usuarios con privilegios comparten una hoja de cálculo enviándola por correo electrónico o copiándola en una unidad USB, en la que se puede interceptar o perder. Se pueden hacer copias con gran facilidad y no hay forma de ver quién puede acceder a esas copias o evitar que los empleados que abandonan la organización se las lleven. No existe ningún registro de auditoría sobre cuándo se cambian las contraseñas o quién tiene acceso a ellas, lo que imposibilita el cumplimiento de cualquier normativa de seguridad.

De qué modo lo resuelve Keeper

Keeper permite que las organizaciones asuman el control de sus contraseñas. A cada empleado se le proporciona un almacén digital seguro basado en la nube en el se que almacenan las contraseñas y cualquier otra información crítica, como por ejemplo claves de cifrado y certificados digitales. Los almacenes están protegidos con una contraseña principal y mediante autenticación de dos factores. El acceso a los almacenes se puede auditar para verificar el cumplimiento. Keeper permite un acceso basado en roles para los registros. Los administradores pueden compartir y revocar los registros de forma segura. El almacén de los empleados que abandonen la organización se puede transferir de forma segura a otro administrador de confianza.

Ventajas

Seguro

Keeper es una solución de gestión de contraseñas de conocimiento cero. Esto significa que toda la información que se almacena en Keeper solo es accesible por parte del usuario final. Todas las operaciones de cifrado y descifrado se realizan sobre la marcha en el dispositivo del cliente, y los datos se cifran tanto en tránsito (TLS) como en reposo en la infraestructura de Keeper (AES-256). La versión en texto sin formato de los datos nunca está disponible para los empleados de Keeper Security ni para terceros. Keeper está obsesionado con la protección de los datos de los clientes, pero en el caso poco probable de que Keeper fuera pirateado, los atacantes solo podrían acceder al texto cifrado sin valor alguno.

Comparta sus contraseñas de forma segura

Cada usuario dispone de un par de claves RSA de 2048 bits que se usa para compartir registros de contraseñas y mensajes entre usuarios. La información compartida se cifra con la clave pública del destinatario. La metodología de uso compartido de registros de Keeper es fácil de usar, segura e intuitiva.

¿Keeper, SSO o ambos?

Para SSO es necesario que cada aplicación sea compatible con los protocolos SAML y se necesita integración en su IdP. Keeper funciona con cualquier aplicación o caso de uso en el que se use una contraseña. ¿Ya ha implantado SSO? Keeper es un complemento perfecto para las aplicaciones heredadas e incluso para aplicaciones más recientes que no son compatibles con SAML. Keeper SSO Connect es compatible con plataformas de IdP SSO de uso habitual como, por ejemplo, Okta, AWS, OneLogin, Ping Identity, F5 BIG-IP APM, GSuite, JumpCloud y Microsoft ADFS/Azure AD para ofrecer a las empresas la máxima flexibilidad en materia de autenticación.

Migre sus contraseñas con facilidad

No tiene que preocuparse por añadir cientos de contraseñas manualmente desde una hoja de cálculo a la aplicación Keeper. Gracias al asistente de importación de Keeper, añadir las contraseñas a partir de una hoja de cálculo, un navegador web u otro gestor de contraseñas resulta fácil y rápido. Keeper puede importar contraseñas desde todos los navegadores web y otros gestores de contraseñas con facilidad.

Keeper se adapta a su empresa

Keeper se ha diseñado para adaptarse a empresas de todos los tamaños. Funciones como los permisos basados ​​en roles, el uso compartido de equipos, auditorías departamentales y administración delegada respaldan su organización a medida que crece. Keeper Commander™ proporciona API sólidas para permitir la integración en sistemas actuales y futuros.

Proteja su negocio con Keeper

Para obtener más información sobre de qué modo Keeper Enterprise puede proteger su empresa con una gestión de contraseñas con privilegios de primer nivel, póngase en contacto con nuestro equipo de ventas para recibir una demostración o una versión de prueba gratuita.